Llame: (55) 5383 8482

(55) 7095 6158

Mediación Privada

Visto: 823

Mediación es un proceso por medio del cual se le ayuda a las personas que tienen un desacuerdo para que se escuchen una a la otra, para minimizar el daño que se puede generar de un desacuerdo y para maximizar cualquier área de acuerdo que pudieran tener, y para encontrar una forma para prevenir que las áreas de desacuerdo pudieran intervenir con el proceso de búsqueda de un compromiso o una resolución acordada por ambas partes.

Mediación, conforme se utiliza por la ley, es un Medio Alternativo de Resolución de Controversia (MARC), una forma de resolver controversias entre dos o más partes con efectos concretos. Típicamente, un tercero, el mediador, asiste a las partes para que negocien un acuerdo. Los Mediados pueden mediar controversias en diversas áreas, como mercantiles, civiles y asuntos familiares.

El término “mediación” se refiere a cualquier instancia en la que un tercero ayuda a otros lograr un acuerdo. Más específicamente, la mediación tiene una estructura, tiempos y dinámicas que “normalmente” la negociación no tiene. El proceso es privado y confidencial, con la posibilidad de hacerlo valer por la vía legal. La participación de las partes es completamente voluntaria. El mediador actúa como un tercero neutral e imparcial y facilita más no dirige el proceso.

 

Algunos de los beneficios de la mediación son:

 Costo

Aun y cuando el mediador cobra un honorario comparable al de un abogado, el proceso de mediación generalmente toma mucho menos tiempo del que se invierte llevando el caso a una instancia jurisdiccional. Cuando un caso se gestiona en una instancia jurisdiccional, esto puede tomar algunos meses o en ocasiones años para resolverse, la mediación normalmente logra una resolución en alguna horas o días. Tomarse menos tiempo significa gastar menos dinero en honorarios y costos.

 

Confidencialidad

Aun y cuando audiencias en los juzgados son públicas, la mediación es estrictamente confidencial. Nadie más que las partes de la controversia y el mediador o mediadores conocen lo que sucedió. La confidencialidad en la mediación tiene tanta importancia que el sistema page no puede obligar al mediador a testificar en un juicio respecto del contenido o progreso de la mediación. La una excepción a dicha estricta confidencialidad involucra la comisión real o posible comisión de actos delictivos.

 

Control

La mediación incrementa el control de las partes sobre la resolución. En el caso de un juicio, las partes obtienen una resolución, pero el control reside en el juez. Comúnmente, un juez, de manera legal, no puede otorgar el tipo de soluciones a las que se llegan en mediación. Por consecuencia, es más probable que en la mediación se llegue a un resultado más ajustado a lo que las partes desean.

 

Cumplimiento

Debido a que el resultado obtenido por las partes trabajando y acordado en conjunto, el cumplimiento con el convenio de mediación es normalmente alto. Lo anterior reduce aún más los costos, ya que las partes no tienen que utilizar a un abogado para forzar el cumplimiento del convenio. Sin embargo el convenio de mediación es totalmente ejercible ante un tribunal, ya que tiene el carácter de cosa juzgada.

 

Neutralidad e Imparcialidad

A los mediadores se les capacita para trabajar con situaciones difíciles. El mediador actúa como un facilitador neutral e imparcial guiando a las partes a lo largo del proceso. El mediador ayuda a las partes a pensar “creativamente” para encontrar posibles soluciones a su controversia, ampliando las posibilidades de solución.